Pronóstico de temporada de huracanes 2024

0

En un informe reciente, la Universidad Estatal de Colorado (CSU) ha pronosticado una temporada de huracanes «hiperactiva» para 2024, superando las expectativas iniciales. La formación temprana del huracán Beryl, que tocó tierra en México y Estados Unidos, ha evidenciado la intensidad esperada de esta temporada. Según CSU, se esperan 25 tormentas con nombre, de las cuales 12 alcanzarían la fuerza de huracán y 6 serían huracanes importantes. Este incremento en la actividad se atribuye a las altas temperaturas de la superficie del mar en el Atlántico tropical y el Caribe, que crean condiciones propicias para la formación e intensificación de huracanes.

El huracán Beryl ha sido un indicativo de la severidad de la temporada. Clasificado como un huracán de categoría 5, Beryl rompió récords al formarse tan temprano en la temporada. Tocó tierra en varias regiones, causando destrucción significativa y pérdidas humanas. La trayectoria de Beryl incluyó su paso por Barlovento, México y Estados Unidos, dejando una estela de devastación que subraya la urgencia de prepararse adecuadamente para futuros fenómenos meteorológicos.

El pronóstico actualizado de CSU destaca un aumento respecto a las previsiones anteriores de principios de junio, que estimaban 23 tormentas, 11 huracanes y 5 huracanes importantes. La revisión al alza refleja la preocupación por una temporada extremadamente activa en el Atlántico, lo cual es respaldado por las condiciones oceánicas actuales. Las temperaturas cálidas de la superficie del mar y un entorno atmosférico favorable son factores clave que están impulsando estas proyecciones.

La Oficina Nacional de Administración Oceánica y Atmosférica (NOAA) de Estados Unidos también ha emitido un pronóstico alarmante, anticipando hasta 13 huracanes, de los cuales 7 podrían ser de categoría mayor. Se espera que el Atlántico vea entre 17 y 25 tormentas con vientos máximos sostenidos superiores a los 62 kilómetros por hora. Este escenario refuerza la necesidad de preparativos y medidas de mitigación más robustas.

Dada la intensidad prevista de la temporada de huracanes, las autoridades y comunidades en las zonas vulnerables deben intensificar sus preparativos. Esto incluye la revisión de planes de evacuación, la implementación de sistemas de alerta temprana y la fortificación de infraestructuras críticas. La colaboración entre agencias gubernamentales, organizaciones no gubernamentales y el sector privado será esencial para minimizar el impacto de los huracanes en la población y la economía.

El aumento en la actividad de huracanes también está relacionado con los efectos del cambio climático. Las temperaturas más cálidas del océano proporcionan más energía para la formación de tormentas, y los patrones climáticos cambiantes pueden influir en la frecuencia y la intensidad de los huracanes. Los científicos están estudiando cómo el cambio climático está afectando a los ciclones tropicales y qué medidas pueden tomarse para adaptarse a estas nuevas realidades.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir al contenido